No suele tener una técnica exquisita. Tampoco un potente remate. Sus bandejas no llevan ningún efecto y tienen mucho rebote. Lo que si tiene es la capacidad de desesperar a los rivales que tiene enfrente. Hablamos de los jugadores pasabolas, ese jugador que lo devuelve todo y vuelve loco a más de uno…

Seguro que alguna vez en un torneo has visto los nombres de tus rivales y al no conocerlos, decides preguntar al típico amigo que sabe cómo juega todo el mundo y su respuesta es algo parecida a esta: “Uff, esos lo devuelven todos y aburren hasta a su sombra“. En ese momento una gota de sudor frío recorre tu frente y sabes que te espera un partido duro.

¿Por qué son tan temibles los pasabolas?

Simplemente porque desesperan al jugador que tienen enfrente. Es un tipo de jugador que aunque no destaque en ningún golpeo en concreto tienen un don, el de no fallar apenas.

Cuando nos enfrentamos ante una pareja así tenemos que saber leer el partido. Suele pasarnos que a la mínima que nos devuelven una bola que pensamos era ganadora queremos seguir apretando y, al final, siempre termina llegando nuestro fallo.

Todos sabemos que tu técnica es mucho mejor que este tipo de jugadores, pero no todo es técnica. Siempre se ha dicho que gana el que falla menos, y en ese campo los pasabolas nacieron con un Máster bajo el brazo.

Es muy común que el perdedor achaque al tipo de juego de su adversario, pero al fin y al cabo cada uno emplea el juego que mejor se adapta a sus condiciones. Acaso no es habitual escuchar a algunos decir frases como “¡Si solo sabe echar globos!“…Sí, así puede ser, pero te ha ganado el partido.

Este tipo de jugadores conocen a la perfección cuales son sus limitaciones. Un pasabolas no harán una bajada de pared a mil por hora ni te rematará desde la línea, su juego se centra en tener una gran colocación en la pista y en pasarle la patata caliente al rival para que este termine fallando tras no saber cómo ganarle los puntos.

Consejos para derrotar a este tipo de jugador

A continuación podemos darte algunos consejos para aquellas ocasiones en las que te toca enfrentarte a un jugador así:

  • El consejo más importante que te podemos dar es que te armes de paciencia, si juegas con mucho riesgo terminarás fallando. Trata de reducir los riesgos y sé agresivo cuando la situación lo requiere, por ejemplo rematando cuando se le queda un globo corto.
  • Sí de la pareja rival solo uno de ellos lo identificas como pasabolas centra tus esfuerzos en jugar también con su compañero. Hay veces que nos ponemos a atacar al jugador que consideramos con menos recursos pero resulta que es el que más nos hace fallar. Por el contrario, si la pareja rival son unos pasabolas ponte el mono de trabajo, ¡hoy trabajas hasta tarde!
  • Por último, si no encuentras la manera de meterle mano a estos jugadores y terminas perdiendo quizás es buena idea pedirle el teléfono para jugar con él el próximo torneo, ¿no crees?
  • Como hemos comentado antes este tipo de jugadores están limitados en algunos golpes. Si por ejemplo vemos que tiran muchos globos trata de mandarle bolas cortadas de esta manera si quieren tirarte uno bueno van a tener que agacharse…¡y mucho! Por otro lado, si bandejean flojo puedes intentar subirle a la red para presionarles, ¡seguro que no les gusta ya tanto tu juego!

Y tu, ¿conoces a algún pasabolas? Déjanos tu comentario y háblanos de cómo te fue el partido ante este tipo de jugador.

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter! ¡O si lo prefieres también puedes suscribirte a nuestro newsletter semanal y te mantendremos informado!

1 COMENTARIO

  1. Conozco al mayor pasabolas que ha conocido la historia del pádel, en realidad. Tiene técnica de nivel 2’75 y juega contra gente de nivel 4. Jamás hace un punto, pero tampoco se lo hacen; incluso rueda por el suelo para salvar bolas, se levanta, y salva la siguiente…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here