A los gurús nos es fácil a todos identificarlos. Nada más cruzar las puertas de nuestro club de referencia podemos encontrarlo y distinguirlo.

Suele ser un personaje al que todos conocen y por supuesto que él conoce a todos. Por tanto, conocido de muchos, amigo de algunos, palmero de unos pocos, pero para él, superior intelectual y deportivamente a todos.

Su postura habitual antes y después de los partidos, es sentado en las cafeterías y un poquito recostado hacia atrás (Uyyy así estoy yo ahora mismo…). Cuando llegas y por si no lo habías visto ya te suelta frases del tipo: “Que grande eres tío” o “Aquí llega el mejor revés del pádel de la ciudad”.

Él, te ha visto jugar 10 minutos en lo que va de año, pero cuando terminas tu partido, te lo encuentras en la misma postura en la cafetería, en la misma silla y te suelta, “Hoy te vi como nunca…” o “Esas voleas no las puedes fallar”, “Tu armado es demasiado amplio”. No se le puede negar que como motivador no tiene precio, no tiene conocimientos técnicos, no es tu amigo, pero cuando te vas a tu casa, casi tienes la sensación de que le debes un favor y por unos instantes te dices a ti mismo, “este tío, controla un montón, que razón tiene”, y lo peor, al llegar a casa le dices a tú mujer: “Manolito me ha dicho que hoy me ha visto genial”. Por cierto, has perdido el tiempo, a tu mujer eso no le importa nada…

Un “Gurú del Padel”, tiene una enorme ventaja, no es necesario que le otorgues un cargo ni que lo contrates, para él, el cargo y la autoridad viene de fabrica con su “enorme carisma y personalidad”. Esto es una gran ventaja y un ahorro de costes magnífico si eres el dueño del negocio, eso si, tampoco pienses que sus generosos consejos te conducirán al éxito, igual que tampoco mejorarán mi volea.

¿Quieres jugar al pádel con Fernando Belasteguín?

Su objetivo es conquistarte con su carisma, a ti y al mundo del pádel, eso le hace crecerse y sentirse grande y como ya hemos dicho que no necesita tener un cargo, no te extrañe que el siguiente paso sea el día que se te acerca y te dice con su mano sobre tu hombro: “Cuento contigo para mi equipo…”. Da igual que el equipo en cuestión sea suyo o no, que exista o no, incluso en el nivel gurú Pro, el equipo es tuyo, te invita él, se lo agradeces y le has invitado a la caña… Ya te ha conquistado y casi se ha convertido en tu coach personal y deportivo.

Pero puedes estar tranquilo, no eres el único, yo estoy convencido que los gurús del pádel son entes multidimensionales. Existen, no son muchos pero ocupan mucho espacio y muchas mentes.

Eso si, no se si te lo he dicho antes pero de pádel no tienen ni PUTA idea.

Esta historia es pura ficción, todo parecido con la realidad es pura coincidencia. Si leyendo esto te sientes identificado u ofendido como gurú de pádel, háztelo mirar porque tienes un problema. Como comprenderás yo no estaba pensando en ti.

Como bonus extra no quería despedirme sin dejaros este vídeo de los amigos de Pantomima Full que bien puede reflejar como son los gurus del pádel:

Y tu, ¿has identificado ya a los gurús de pádel que te rodean?

[ninja-inline id=738]

[ninja-inline id=13393]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here