En estos días siguientes al World Padel Tour en Valladolid, mucho se ha hablado acerca de los cambios de parejas y una serie de idas y venidas que ya se pueden considerar un auténtico mercado de fichajes. Esto es muy relevante de cara a intentar adelantar acontecimientos y pronosticar quién se llevará el gato al agua la próxima edición; sólo hay que ver cómo en William Hill apuestas deportivas parecen tener muy en cuenta la rumorología emergente respecto al mercado de fichajes. La expectación que en estos asuntos está generando el padel denota también un mayor interés por parte de los medios en deportes hasta hace poco secundarios desde su punto de vista. Puede que en parte sea precisamente el fútbol el que esté propiciando que la pequeña pelota llegue cada vez más lejos.

Y es que en los últimos años hemos podido ver como numerosos futbolistas y ex-futbolistas vienen dedicando el tiempo que les resta a jugar al padel. Ejemplos consolidados son Unai Emery, entrenador del Sevilla, quien ha participado en el pasado en exhibiciones benéficas, al igual que Iker Casillas, portero del Real Madrid. Otros grandes conocidos futbolistas como Gerard Piqué o Andrés Iniesta también proclaman su pasión por el padel, e incluso Luis Enrique, entrenador del Barcelona, quien cuenta con su propia pista privada, en su domicilio. Concretamente en el club del triplete de la temporada encontramos más casos como el de Ivan Rakitic, Cristian Tello o Sergi Roberto. Si también tenemos en cuenta aquellos que han optado por el padbol, Jesé (jugador del Real Madrid) también lo practica muy regularmente.

No sólo en el mundo del fútbol encontramos deportistas que combinan su actividad principal con el padel; directamente de la fórmula 1, Roberto Merhi, tercer español en esta categoría, viene pisando fuerte de conseguir trofeos a nivel mundial conduciendo karts, pero admite que el padel es otra de sus aficiones y que lleva practicándolo desde hace muchos años, aunque en este caso sólo le mueve la diversión y la pasión por los deportes en general.

El padel, ese segundo vicio
¡Puntúa este artículo!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here