El título del artículo sugiere que debemos afrontar psicológicamente de manera diferente un tie break pero, ¿pensáis que la actitud mental debe depender del momento del juego?

Desde la Psicología Deportiva nos marcamos como objetivo entrenar con los jugadores los aspectos psicológicos que influyen en el rendimiento deportivo, tales como la motivación, la autoconfianza, el control emocional y la concentración, entre otros.

El objetivo es que el entrenamiento mental le permita al jugador adquirir hábitos que le permitan mantener un rendimiento estable y consistente.

Del mismo modo, un adecuado entrenamiento de los aspectos psicológicos permite al jugador que mantenga una actitud firme y su rendimiento no se vea influenciado por aspectos externos del juego.

La psicología en el pádel cumple un factor muy importante

En consecuencia, ayudamos al jugador a que se disponga a competir mentalmente cada punto, independientemente del momento del partido. De este modo, tratamos que dé su mejor juego en cada punto.

5 consejos para afrontar un tie break

Vamos a enumerar 5 aspectos psicológicos claves a la hora de afrontar un tie break:

1. Centrar el pensamiento en el momento presente

En cada golpeo, en la posición de pies, en la bola,…huir de pensamientos del pasado (bola “robada”, por ejemplo) o del futuro (“5-4 y saque…ya ganamos”). Un tiebreak “obliga” aún más a trabajar mentalmente cada punto. Cada segundo que pasamos atrás o adelante en el tiempo nos descentra de la bola que tenemos que jugar.

2. Dirigir el pensamiento al juego

Es importante centrar la atención en la ejecución (por ejemplo, seguir la bola a la hora de golpear). Evitar analizar y/o evaluar durante el juego; esta tarea hay que realizarla en los momentos de descanso. Tened en cuenta que en un tiebreak “no hay revancha” como decía el mítico jugador Alejandro Sanz.

3. Utilizar un autodiálogo positivo

Es necesario ser nuestro mejor aliado en la pista. Hablarse a uno mismo de forma positiva entre punto y punto refuerza la confianza y nos ayuda a “resetear”. En cambio, la autocritica aumenta el nivel de frustración y nos hace más influenciable al error y al resultado. En un tiebreak necesitamos aún más reforzar nuestro nivel de seguridad.

4. Entender el error como una fuente de aprendizaje

Entender el error como una fuente de aprendizaje: analizar el por qué nos ayuda a evitarlo en las siguientes jugadas. El error concebido como fracaso nos debilita, enfada y descentra. Es por ello que en un tiebreak necesitamos aún más “utilizar” el error como información para mejorar nuestra competencia.

5. Controlar el estado de activación

Cada jugador debe conseguir su estado idóneo de activación. Es fundamental para conseguir un rendimiento óptimo; si estamos desactivados “entraremos tarde” al partido con la desventaja consiguiente en el marcador, y si estamos sobreactivados, las prisas y la ansiedad dominarán nuestro juego.

Trata siempre de sacar lo mejor de tu pareja

El mejor consejo en el tie break, ir punto a punto

El reto es conseguir una mentalidad estable y centrada en el “punto a punto”. Llegar a un tiebreak con esta actitud permite que el jugador afronte con mayor garantía este lance de partido.

Este objetivo vemos que se cumple en algunos jugadores, dando la sensación de que “parece que no se juegan nada” en momentos importantes del partido, asumiendo el mismo compromiso que al comienzo de partido: “dar lo mejor en cada punto”.

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter! ¡O si lo prefieres también puedes suscribirte a nuestro newsletter semanal y te mantendremos informado!

Fotos: World Padel Tour

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here