Uno de los consejos más habituales que se pueden dar a la hora de jugar al pádel es jugar cruzado. En este artículo vamos a dar varios motivos por los que es recomendable llevar a cabo esta estrategia.

También te puede interesar: ¿Cómo cerrar un partido de pádel?

A todos nos gusta meter fantásticos puntos haciendo una dejada o tratando de traerse la bola a tu campo. Pero nuestro objetivo es ganar un partido por lo que hemos de ceñirnos a fallar lo mínimo posible. Si contabilizamos los puntos nos daremos cuenta de que ganamos más puntos por fallos de nuestros rivales…

Razones por las que es recomendable jugar cruzado

Una de las recomendaciones que se dan, sobre todo a nivel de iniciación o intermedio, es la de jugar de forma cruzada. Veamos por qué motivos es conveniente implementar este consejo a nuestro juego:

[bctt tweet=”Te damos 6 motivos por los que hay que jugar cruzado en el pádel”]

1. Hay más distancia

El juego cruzado resulta menos arriesgado. La distancia se amplía en dos metros respecto al juego en paralelo lo que se reduce el margen de error, cometiendo menos errores en nuestros tiros.

Si queremos desplazar a nuestros rivales a fondo de pista tendremos más facilidad de hacerlo con un globo cruzado que uno paralelo, para lo que necesitaríamos mucha precisión.

2. Tendremos más ángulo para que la bola impacte en la reja

Si jugamos de manera cruzada tendremos más ángulo para mandar nuestro tiro a la reja. Las bolas que impactan en la malla crean incertidumbre en los rivales. El hecho de no saber lo que va a hacer la bola puede ayudarnos a ganar muchos puntos.

3. Podemos dificultad la defensa con la doble pared

En el juego cruzado es más habitual provocar a nuestro rival que tenga que hacer una defensa a doble pared lo que no es tarea sencilla. A muchos jugadores les cuesta defender las dobles paredes…

Ya sea con una bandeja, con un drive o un revés si la bola hace un recorrido de doble pared no saldrá a priori mucho por lo que el rival quedará más retrasado a fondo de pista.

4. Crearemos incertidumbre entre los rivales

Si estamos a fondo de pista y los rivales están en la red al tirar un golpe cruzado, por ejemplo con un globo, provocaremos cierto grado de confusión entre los rivales ya que puede que no acuerden quién de ellos ha de ir a por la bola.

5. Menos rebote en nuestro tiro

Si el golpe lo hacemos cruzado tendrá menos rebote que si lo hacemos de manera paralela. Una mala bandeja paralela provocará mucho rebote haciendo que el jugador pase cómodamente de la defensa al ataque. Por el contrario, la misma bandeja hecha en cruzado puede llevar a una doble pared por lo que el rival no tendrá las mismas facilidades para atacar.

6. La red está un poco más baja por el centro

Si realizamos un tiro cruzado tendremos menos riesgo de que la bola se quede en la red. Si miramos la curva de la red nos daremos cuenta de que está un poco más baja por el centro que por los laterales.

Entrenamiento del juego cruzado

Una buena manera de practicar nuestro juego cruzado es entrenarlo. Desde tu posición, ya sea drive o revés, trata de ganar la red al otro jugador de diversas formas: passing, globos, entrar al choque, etc.

Excepciones

Evidentemente el hecho de jugar cruzado no es un consejo que tengamos que aplicar siempre. Hay excepciones que nos pueden llevar a variar nuestro juego. Un ejemplo de ello podría ser el caso de la nevera o porque con un tiro paralelo podemos crear más daño.

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter! ¡O si lo prefieres también puedes suscribirte a nuestro newsletter semanal y te mantendremos informado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here