Te encuentras en un partido de pádel y las cosas no van como deberían. Tu compañero y tu no estáis finos mientras que los rivales son los que marcan el ritmo al igual que el marcador. ¿Cuantas veces te has visto en esta situación? Llegado a ese punto lo importante es no darse por rendido y tratar de reconducir la situación. Por ello en este artículo te daremos algunos consejos de cómo darle la vuelta a un partido de pádel.

Un error muy común es pensar que el rival tarde o temprano fallará…si pensamos eso estaremos jugando a la merced de nuestros adversarios, y si estos tienen su día no cabe duda que nos ganarán. Ahora, si somos nosotros los que tratamos de emplear las opciones que tenemos en nuestra mano, puede que tengamos éxito y podamos llevarnos el partido.

Saber llevar el timing o el “tempo” en este tipo de circunstancias es difícil pero es algo que se puede aprender. En muchas ocasiones es la experiencia la que te hace ver cómo debes jugar, ya que el hecho de que hayas vivido situaciones similares antes te ayudará a ver cuál es el camino para poder darle la vuelta a la tortilla.

Consejos para darle la vuelta al encuentro

1. Jugar con concentración y con intensidad

La concentración nos va a permitir a pensar que es lo que tenemos que hacer y lo que mejor sabemos hacer, tratando de cometer los mínimos errores posibles. La intensidad será el reflejo de nuestra agresividad en la pista y ello será visto por los contrincantes, los que se percatarán de que no piensan dar el partido por perdido tan fácilmente.

La intensidad que demuestres en pista será observada por tus adversarios
La intensidad que demuestres en pista será observada por tus adversarios (Foto: World Padel Tour)

2. Actívate si has entrado al partido frío

En muchos partidos empezamos mal porque hemos realizado un mal calentamiento y estamos “frios”. En ese caso lo que tenemos que procurar es tratar de activarnos haciendo ejercicios de calentamiento entre punto y punto, o en cada cambio de lado. Hacer estiramientos o hacer pequeños sprints pueden ayudarnos a meternos más en el juego.

3. Aprovecha al máximo los tiempos reglamentarios

El reglamento nos deja bien claro que disponemos de 25 segundos para nuestro servicio y de 90 segundos para el cambio de lado. De nada nos vale ser rápidos cuando las cosas marchan mal. Trata de agotar los tiempos que tienes así podrás alargar el partido y con ello tendrás más tiempo para reaccionar ante el resultado negativo que estamos cosechando.

Haz uso del cambio de lado para tratar ralentizar el partido
Haz uso del cambio de lado para tratar ralentizar el partido (Foto: World Padel Tour)

4. No es el último partido de tu vida

Con esta frase sólo quiero retratar que estamos jugando un partido de pádel. En muchos casos es cierto que le damos una mayor importancia al encuentro y por tanto ello generará una mayor presión por tratar de ganar el partido así como un exceso de ansiedad. Todo ello nos llevará a jugar mal y darle más ventaja aún a los rivales.

5. Habla con tu compañero

De nada vale que cada jugador se tome la guerra por su lado ante un resultado adverso. Los dos integrantes de la pareja que va abajo del marcador deberán hablar y hacerse ver que si los dos no reman en la misma dirección díficil será sacar el partido adelante. Será importante buscar los puntos flacos de los jugadores del otro lado de la red para aprovecharse de ellos.

Hablar con tu compañero y analizar la situación es vital
Hablar con tu compañero y analizar la situación es vital (Foto: World Padel Tour)

6. Creer es poder

Aunque vayas 6-0 y 4-0 abajo tienes que tener el convencimiento de que por muy remota que sea la posibilidad de darle la vuelta al partido ahí estará presente. El deporte va muchas veces por rachas…ahora los rivales te ganan 3 juegos seguidos, luego eres tu el que los gana, etc. Lo que no debes de hacer nunca es bajar los brazos, así seguro que no conseguirás llegar a buen puerto.

7. No hacer experimentos

Cuando vas abajo en el marcador no es el momento idóneo para probar cosas nuevas. No obstante hay que indagar que tipo de partido juegas: si estás jugando entre amigos puedes experimentar ya que ello te puede ayudar en futuras ocasiones, pero si estas jugando un torneo o partido de liga tienes que ir a lo seguro, a lo que sabes hacer. Si es este último el caso debes saber que en los momentos de tensión es cuando tenemos que jugar “en automático”, esto es, jugar como lo solemos hacer, sin inventar nada, esperando el mejor momento para definir.

Seguir estos consejos no te garantiza al 100% que ganes el partido…pero sí que te puede ayudar a hacerlo.

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter!

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here