En la mayoría de los partidos de pádel hay momentos en los que nos jugamos más de lo que pensamos. Son situaciones que pueden influir, y mucho, en el éxito o fracaso de nuestro encuentro. En este artículo os hablaremos de cómo jugar los puntos claves de nuestros partidos.

Seguro que te puede interesar: ¿Cómo jugar ante rivales superiores?

Identificar cuando vamos a jugar los puntos claves

Lo primordial es saber identificar cuando tienen lugar. Hay muchas situaciones en las que sumar estos puntos nos pueden ayudar a conseguir nuestro objetivo de la victoria. Veamos algunos ejemplos:

  • Los tie breaks son la principal situación en la que nos jugamos mucho. Tras pelear con nuestros rivales durante 12 juegos nos jugamos el saber quién se lleva el set a su casillero en unos pocos puntos.
  • Imagina que estas jugando al resto y vas 4/5 en juegos con un 0/30 a tu favor. Los siguientes puntos son vitales para conseguir romper el servicio y llevarte así el set.
  • Otro ejemplo más concreto sería si solemos empezar mal los partidos es clave tratar de revertir esa situación analizando que es lo que hacemos mal. Los primeros puntos resultarán muy importantes para poder empezar bien el encuentro.

Factores influyentes a la hora de jugar los puntos claves

Habiendo identificado por nuestra parte los puntos claves de nuestro partido hay que trabajar algunos factores que resultarán muy importantes para nuestros intereses:

1. La concentración

Jugar los puntos claves concentrados es fundamental. Si durante todo el encuentro hay que tener concentración en estos momentos decisivos debemos estarlo al máximo. Es importantísimo llevar el tanteo del partido, algo que incluso a los más altos niveles de competición puede ser motivo de confusión…¿o no os ha pasado que os centraís más en el juego y cuando termináis un punto ninguno de los cuatro jugadores recuerda como va el marcador?

2. La táctica

Otro factor igual de importante es definir junto a nuestro compañero cómo vamos a jugar esos puntos claves. A veces llegamos a estas situaciones y sin mediar nada con nuestra pareja nos ponemos a jugar directamente. Una consejo inteligente es que entre los dos miembros de la dupla identifiquéis que es lo que os ha dado buen resultado para seguir llevándolo a cabo.

3. Aprovechar nuestros mejores golpes

Ligado al factor anterior estaría el hecho de que nosotros identifiquemos cuáles de nuestros golpes me han estado funcionando con anterioridad y aquellos en los que suelo fallar más. Si por ejemplo vemos que nuestro smash en paralelo está haciendo estragos debemos tratar de seguir explotándolo.

4. Recopila información sobre los rivales

Al igual que identificas tus puntos fuertes debes buscar los puntos débiles de los rivales. Una vez que lo encuentres trata de aprovecharlo. Por ejemplo, si vemos que a los rivales les incomodan los globos (por el sol, por el viento o por que no estén cómodos con su bandeja) intenta jugarles globos cuando te sea posible…y si son globos como los de Paquito Navarro que bajan con nieve mejor :p

5. No hay que tener prisa en terminar lo puntos

Un problema muy recurrente en estas situaciones es la ansiedad que podemos llegar a tener por intentar finalizar el punto antes de tiempo. Hay que procurar no tener prisa en acabarlo, más y cuando hemos determinado con anterioridad cómo tenemos que jugar. Evita efectuar tiros que consideres como arriesgado a las primeras de cambio.

Siguiendo los anteriores consejos tenemos altas probabilidades de ganar estos puntos claves y tener un poco más cerca nuestra victoria. ¿Se te ocurre algún consejo más?

¡Os invitamos a seguir toda la actualidad del pádel en nuestros perfiles de Facebook y Twitter! ¡O si lo prefieres también puedes suscribirte a nuestro newsletter semanal y te mantendremos informado!

Foto: World Padel Tour
Fuente: All for Padel

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here